5 PASOS PARA PINTAR LOS MUEBLES DE COCINA

¿Los muebles de tu cocina tienen un aspecto antiguo? ¿Quieres renovarlos pero sin tener que hacer obras?  Hoy El Taller de lo Antiguo nos propone los siguientes 5 pasos para renovar la cocina solo pintando los muebles. Es importante seguirlos al detalle para que tenga con un acabado profesional.

  • Es muy importante que los productos y brochas o rodillos que utilicemos sean de alta calidad.
  • Vamos a necesitar una superficie plana donde colocar las puertas para pintarlas y un Bote donde vamos a poner todos los herrajes, bisagras, tornillos y tiradores, que luego reutilizaremos o bien podemos elegir unos nuevos.

Paso 1: Desengrasar todas las superficies que vamos a pintar.

Cualquier superficie a pintar debe estar limpia de grasa. Sacamos las puertas de los armarios para acceder bien a todas las zonas donde la grasa se acumula y que son de difícil acceso cuando están puestas. Como vamos a pintar después, podéis utilizar cualquier producto del mercado ya que no importa que deteriore el brillo o la pintura actual.

Paso 2: Aplicar una imprimación selladora.

La imprimación sirve para facilitar la adherencia de la pintura a la superficie que vamos a pintar, en las cocinas, los muebles sufren muchos productos y no nos gustaría que después del trabajo realizado, la pintura comenzara a levantarse o desgastarse. Si nuestras puertas tienen un acabado brillante, es aconsejable aplicar la lija antes de la imprimación, pero sin necesidad de retirar la pintura existente, sólo el brillo final.

Paso 3: Pintar con un Esmalte Sintético o acrílico.

Por sus características, el esmalte sintético es el más duradero. En esta habitación de la casa, los fabricantes de pintura nos aconsejan los productos al disolvente porque son los que nos van a garantizar un resultado mas duradero y son los que mejor resisten los productos abrasivos de limpieza, no absorben tanta luz y evitan que la pintura cambie de color con el tiempo. Si la tenéis al alcance el esmalte de Mary Paint, es acrílica y también podéis usarla en la cocina, ya que no amarillea y resiste igual los productos de limpieza. Aún sigo aconsejando imprimación selladora antes de aplicar el esmalte .

Con dos capas de pintura bien extendida, es suficiente para conseguir el color deseado.

Paso 4: Lijar entre las capas de pintura.

Tanto si elegimos pintar con brocha, como con rodillo o pistola, es muy importante pasar una fina mano de lija a la imprimación y después a la pintura entre capas.

Con una lija de esponja de grano 180 o 140, retiramos todas las impurezas de la pintura, así como algún pelo que el rodillo haya podido dejar o el polvo que se haya acumulado durante el secado.

Paso 5: Utilizar un Protector Final.

Ya hemos llegado al final de nuestro trabajo y sólo nos queda protegerlo. Elegir el acabado final del mueble, mate, satinado o brillo en el protector final y aplicar una fina capa de un producto que absorba la luz lo menos posible y que sea resistente.

Por supuesto durante 48 horas sería aconsejable no cocinar.

Si habéis pintado vuestra cocina, nos encantaría verla, podéis enviarnos fotos a través del formulario de contacto y ayudar a otros con vuestros resultados.

pintar muebles de cocina

Esperamos ayudaros a hacer un trabajo estupendo. Gracias por visitarnos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.